El certificado IELTS está reconocido como requisito de admisión a estudios internacionales por parte de todas las universidades de Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda, así como por muchas otras universidades de otros lugares del mundo, incluyendo varias universidades estadounidenses.

Cada vez más compañías utilizan IELTS como herramienta de selección de personal. Tanto en Australia como en Nueva Zelanda se ha convertido en un requisito para solicitar la residencia o para trabajar. En el Reino Unido es requerido para profesiones como farmacéutico, médico, etc.

Es importante aclarar que IELTS está diseñado para evaluar el nivel de dominio en habilidades lingüísticas de los aspirantes en todos los niveles, y que por lo tanto, no se puede reprobar o aprobar. Los resultados del examen se expresan en una escala de niveles de dominio, que van del 0 (la mínima inferior) hasta el 9 (la más alta). Como todos los exámenes ESOL se recomienda su renovación cada 2 años.